Daniel Santiago

Daniel SantiagoMi nombre es Daniel Santiago y soy jugador de baloncesto. Es difícil resumir toda una vida en pocas palabras, pero si pienso en las cosas más relevantes que he vivido, tal vez la primera sea que desde que era muy pequeño mis padres me llevaban a la Iglesia. Allí aprendí quién era el Señor Jesús, por qué necesitaba tenerlo en mi vida, y cómo relacionarme con Él. Ha pasado mucho tiempo, pero día tras día sigo aprendiendo más y más acerca del Señor, y Él me ayuda en todos los aspectos de mi vida, en los tiempos buenos y en los malos. No importan las circunstancias que esté atravesando; tengo la certeza de que Él siempre está conmigo y sigue trabajando en todas las facetas de mi vida.

Jugar al Baloncesto es una bendición. Tengo una facilidad añadida: yo soy muy alto, y eso es un regalo de Dios. Puedo usar el baloncesto para llegar al corazón de las personas. He podido viajar a muchos lugares del mundo y he tenido la oportunidad y el privilegio de hablar con personas de muchas naciones diferentes. Eso es una bendición para mí y para mi familia, algo en lo que Dios quiere usarnos.

Quisiera decirte que tú también puedes acercarte a Dios, si es que aún no lo has hecho. Para establecer una relación con Dios, primero debes comprometerte con Él. Hablar con el Señor es como hablar con un amigo cara a cara. Él siempre te escucha y sabe cómo te sientes. Necesitas leer su Palabra y acercarte a Él, porque Él quiere salvarte. Tu vida cambiará al tener a Dios en ella, y no volverá a ser igual. La paz que sentirás al estar cerca de Dios no es comparable a nada. Puede que el diablo trate de entrar en tu mente y en tu vida, pero si lees la Biblia y oras, no tienes nada que temer; Dios te va a dar la victoria. En todos los sentidos. Él nunca falla.

No se admiten más comentarios