Sylvio Mendes Campos Júnior – Silvinho

SilvinhoHola, soy Silvinho y actualmente juego en el Manchester City. Quisiera dejaros algo de mi testimonio; unas palabras de aliento para que todas las personas que lean este Nuevo Testamento puedan confiar en Dios, encontrar a Jesucristo y creer en Él.

Yo no me denomino un religioso y tampoco me gusta hacer diferencias entre iglesias o denominaciones, ni discutir acerca de doctrinas. Pero sí me gusta hablar sobre la palabra del Señor, que es la Biblia, y defender sus ideas. Por medio de ella el Señor Jesús puede abrir nuestros ojos dejándonos muy claro cuál es su voluntad para nuestras vidas.

Nosotros, como futbolistas de élite tenemos muchas oportunidades, muchas opciones donde elegir. Pero no todas las alternativas son buenas, ya que algunas de las puertas que se nos abren nos pueden llevar a caminos cuyo fin no es tan bueno como esperábamos.

Vivimos en un mundo en el que todo gira en torno a la fama, el dinero, las fiestas, etc. Al principio todo eso nos produce placer, pero luego nos damos cuenta de que estamos envueltos en un sistema que sólo nos trae felicidad pasajera.

Silvinho
La palabra de Dios nos ayuda a gestionar y procesar todas estas cosas. Tanto en el mundo del deporte como a nivel personal, a lo largo de nuestras vidas nos muestra una clara línea a seguir. De este modo podemos tener felicidad más allá de los acontecimientos o circunstancias, por eso es tan bueno aprender de ella y meditarla, ya que nos corrige y ayuda en nuestras decisiones, para que no nos equivoquemos. Dios sólo quiere lo mejor para nosotros. En la Biblia encontramos pautas sobre cómo formar nuestras familias, cómo vivir el matrimonio o cómo educar a nuestros hijos, encaminándolos en las cosas del Señor.

Muchas veces pensamos que podemos tomar decisiones acertadas por nosotros mismos, pero la palabra del Dios es la que nos abre los ojos espirituales y nos hace ver la realidad espiritual que el hombre sin Dios no percibe. La palabra del Señor Jesús no te va a decepcionar jamás. Nosotros, los hombres, muchas veces queriendo o sin querer nos hacemos daño unos a otros, con gestos, con palabras, en fin… de muchas maneras; pero el Señor jamás hará eso con ninguno de nosotros. A través de su Palabra, la Biblia, podemos conocer cómo es Él.

Por eso os animo a que podáis tomar una buena decisión en cuanto a Dios. Nos toca convivir en un mundo cuya sociedad tiene muchos problemas e injusticias, y así seguirá siendo, lamentablemente. Pero si nosotros tomamos nuestras decisiones basándonos en la palabra de Dios, entonces podremos ser bendecidos por el Señor.

Deseo que podáis disfrutar de la vida, de estar en familia, divirtiéndoos con vuestros hijos, con vuestros amigos, ya que todo eso Dios lo preparó para que lo disfrutemos.

Debemos ser agradecidos por todo lo que Él nos regala día a día, respetándolo siempre y teniéndolo presente en cada circunstancia. Os mando un abrazo y que el Señor Jesús os bendiga mucho.

No se admiten más comentarios